Bienvenido al mundo fantástico del Pensamiento Positivo

¿Sabías que el pensamiento positivo es una filosofía de vida que puede brindarte verdadera felicidad y paz mental sin dolor ni sufrimiento? Cualquiera que afirme esto, está tratando de vender un producto o un servicio. Cualquiera que predique sobre la felicidad eterna por medio de un sistema de creencias, intenta de esclavizar tu mente.

fantasia trauma coach

No estoy aquí para hablar sobre el secreto de la felicidad. Estoy aquí para compartir contigo mis emociones, mis valores y mis creencia mientras ayudo a mis clientes a disolver sus fantasías. Eso es lo que hago: disuelvo fantasías, soy un coach de trauma emocional.

Si comparamos nuestras vidas con una fantasía, perdemos. El estrés crónico viene de ahí. Si estás listo para poner los pies sobre la tierra, te doy la bienvenida a crecer, a llorar y a reír mientras descubrimos juntos lo bonito de vivir una vida auténtica, no una fantasía basada en pensamientos positivos.

¿Por qué el pensamiento positivo puede hacerte la vida miserable?

La búsqueda de la felicidad a través del pensamiento positivo es una ilusión. Esa es mi humilde creencia. Los humanos somos criaturas increíbles, diseñadas para crecer y evolucionar constantemente. En ello se fundamenta el instinto más básico de cualquier ser vivo: el instinto de supervivencia.

Pero, ¿cómo lo hacemos?, ¿cómo crecemos?. El crecimiento personal ocurre cuando forjamos valores emocionales que crean conciencia de nosotros mismos y de nuestro entorno emocional.  El amor, la amistad, la generosidad, el compromiso y muchos otros, son la clave de la supervivencia de nuestros ancestros y son valores que se forjan cuando sentimos dolor, rabia, tristeza, miedo y un amplio abanico de emociones negativas.

Los valores emocionales (la honestidad, la lealtad, etc) se ‘valoran’ en momentos de nuestras vidas que percibimos que dichos valores no están presentes (la mentira, la traición, etc). El impacto emocional negativo que experimentamos en esos momentos permite crear la conciencia necesaria para forjar el valor. Es decir, el dolor emocional es la base del crecimiento personal.

La fidelidad, como valor emocional, se forja en momentos de nuestras vidas en el que sentimos el dolor asociado a la infidelidad. Presta atención, la conciencia emocional que nos permite sentir la felicidad que asociamos a la fidelidad es proporcional al dolor que sentimos cuando percibimos la infidelidad. Es decir, el dolor es la base la conciencia y sin conciencia, que felicidad vas a sentir?

Cuando percibimos que nuestro entorno desafía nuestros valores emocionales, crecemos. Estos desafíos causan un impacto emocional negativo que si intentamos ‘colorear’ con pensamientos positivos, podemos correr el riesgo de bloquear el proceso natural que forja el valor emocional, que forja la conciencia y el crecimiento personal.

Si estamos diseñados a crecer constantemente, podemos asumir que tenemos una cuota emocional negativa que debe ser drenada periódicamente. Si no lo hacemos de una forma natural y bloqueamos nuestras emociones negativas con pensamientos positivos, terminamos descargando esa cuota emocional con dramas baratos generados por el pensamiento negativo.

El pensamiento negativo es proporcional a la cantidad de cuota emocional negativa que no hemos drenado de forma natural. Si intentamos bloquearlo con pensamientos positivos, activamos un círculo vicioso que puede desembocar en ansiedad, depresión y trauma emocional.

Las emociones negativas cumplen un propósito esencial en nuestras vidas. La base de los problemas emocionales es la percepción de que las emociones negativas son malas. Somos unas de las criaturas más sofisticadas en términos evolutivos, pero pensamos que una de las respuestas naturales a nuestro entorno, que es la percepción de emociones negativas, es malo, ¿ves el problema? Y peor aún, que nuestra solución consiste en pintarla con arcoiris y rociarla con lluvia de chocolate. Por favor.

Si te crees la fantasía de que debes vivir sin sentir tristeza, rabia, miedo y dolor, tu dolor es proporcional a la distancia entre la realidad y tu fantasía. El pensamiento positivo puede hacerte la vida miserable si lo utilizas para construir la burbujita que protege esa fantasía. Y tu obsesión con la búsqueda de la felicidad refleja lo lejos que estás de un entorno que desafíe tus valores emocionales.

¿Cuándo fue la última vez que te quejaste de algo importante? ¿Te ofendes con facilidad? ¿Sientes la necesidad de cuestionar lo que digo? Genial. Estás bienvenido a drenar tu cuota emocional negativa dejando un comentario en este blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s